Croquetas

Media

120 minutos

8 personas

Carne Aperitivos

Ingredientes

Para la bechamel:

  • 100 g de mantequilla
  • 850 ml de leche entera
  • 100 g de harina
  • una pizca de nuez moscada
  • una pizca de sal
  • una pizca de pimienta negra recién molida

 

Para la masa de croqueta:

  • 1 cebolla grande
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • los restos de cocido: pollo, el chorizo sin piel, morcilla sin piel, carne de ternera y algo de jamón

 

Para el rebozado de las croquetas:

  • 3 huevos
  • 100 g de pan rallado
  • aceite de oliva virgen suave (para freír las croquetas)

Preparación

Para la bechamel:

  1. Tamizar la harina con un colador para que luego no se produzcan grumos.
  2. Poner en un cazo la leche a fuego medio durante 4-5 minutos sin que llegue a hervir.
  3. En otro cazo, introducir la mantequilla y calentarla a fuego bajo hasta que se derrita, tiene que tomar un color avellana y sacará un poco de espuma que puede retirarse.
  4. Añadir la harina tamizada y dejar que se mezcle hasta que formen pequeñas masas de tono dorado.
  5. Remover muy bien con una cuchara de madera la harina con la mantequilla hasta formar una bola.
  6. Echar la leche caliente en el cazo con la harina y la mantequilla. Añadir sal y pimienta al gusto y un poco de nuez moscada molida.
  7. Remover de manera continua con una varilla (5-6 minutos), con el fuego al mínimo. El resultado tiene que ser una mezcla homogénea y sin grumos.

 

Para las croquetas:

  1. Picar finamente los restos de cocido, teniendo en cuenta que hay que desechar los huesos, para evitar que quede algún resto en las croquetas.
  2. Introducir en una sartén dos cucharadas de aceite y cuando esté caliente echar la cebolla muy picada. Pasarla unos 10 minutos a fuego medio hasta que quede dorada y añadir los restos ya picados del cocido. Probar, y rectificar de sal y pimienta si es necesario.
  3. Añadimos la carne a la bechamel y removemos unos minutos en frío.
  4. Reservar la masa de las croquetas en una fuente engrasada con mantequilla y espolvoreada con harina. Tapar con papel de plástico tipo film para que no se reseque la parte superior y una vez que haya enfriado dejar la fuente en la nevera, durante un día aproximadamente.
  5. Dar forma a porciones de masa, y pasarlas por un plato con huevo batido y luego por pan rallado.
  6. Depositarlas en un plato sin que se peguen unas con otras y dejarlas una hora en la nevera.
  7. Freírlas en abundante aceite de oliva hasta que estén doradas. Con las medidas de esta receta salen unas 30 croquetas. Si sobran algunas, se pueden congelar las que no se vayan a comer, siempre sin freír.