7 cosas que puedes hacer para no ganar peso durante las fiestas de Navidad

12 Diciembre, 2017

7 cosas que puedes hacer para no ganar peso durante las fiestas de Navidad


Las fiestas navideñas son entrañables y están, en buena medida, marcadas por la gastronomía. Deliciosas comidas y cenas en las que todos nos dejamos llevar por propuestas que están para chuparse los dedos. Con la base de los consejos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (Seen) te indicamos cómo puedes equilibrar esos días de atracón gastronómico para que no acabes las fiestas con varios kilos de más:

1. Escoger un menú variado, equilibrado y sano. Evitar las grasas y apostar por la dieta mediterránea es un factor preventivo. La subida de peso que suele acompañar a las comidas y cenas navideñas tarda una media de unos 5 meses en desaparecer por lo que evitarla y evitar el efecto acumulativo es la opción más acertada. Lo más positivo es optar por aperitivos ligeros y sin grasas y un primer plato sopero o de vegetales. Para el segundo, pescados, sobre todo azul, y carnes magras cocinados con aceite de oliva virgen y de forma sencilla. En los postres, es preferible presentar una rica, variada y estética macedonia.

2. La actividad física ha de continuar en fiestas. Pasear a buen ritmo, acudir a la cita con el gimnasio... moverse, en definitiva, tiene que ser un hábito para nosotros. El ejercicio moderado forma parte de la buena salud. Uno de los grandes momentos de las fiestas navideñas es la sobremesa. Se puede aprovechar para dar un paseo mientras se sigue la charla o para hacer alguna actividad en el exterior con los más pequeños. Además de a mantener el peso, ayuda a relajarse y a conciliar el sueño.

3. Hacer todas las comidas y comer con moderación. Una de las claves está en mantener las 5 ingestas diarias (desayuno, tentempié, comida, merienda y cena). Todas ellas tienen que ser moderadas para no acabar comiendo más de la cuenta. Se puede probar de todo pero... es mejor utilizar platos pequeños para servir. Así evitaremos sobrepasarnos.

4. Si nos pasamos... buscar el equilibrio. Si hay días en que nos pasamos porque no hemos podido resistirnos... pues hemos de tratar de comer más ligero al día siguiente. Las verduras cocidas son una muy buena elección en este caso. Y si no podemos prescindir de nuestra cita tradicional con los turrones navideños, no los incluyamos en cada ingesta. Comámoslos solo de forma ocasional porque tienen exceso de grasas y azúcares.

5. Mejor, limitar el alcohol. El consumo de alcohol está presente en la mayoría de las celebraciones, sobre todo durante las Navidades, pero hemos ser conscientes de que su consumo excesivo o mantenido se relaciona con una larga lista de enfermedades y que, además, es una fuente de calorías, especialmente, en el caso de las bebidas espirituosas. Para brindar, mejor elegir vinos, cavas o sidra ya que tienen menor contenido en alcohol y menos calorías.

6. Hidratarse y facilitar la eliminación de grasas. Cada día hemos de beber 2 litros de agua y parte de ella puede ser tomando infusiones de té rojo o té verde. Favorecen la eliminación de grasas y tienen un efecto antioxidante.

7. Fruta fresca para todas las ocasiones. Siempre que podamos, especialmente a la hora del tentempié o los postres, mejor tomemos fruta fresca. Ayudará a las funciones depurativas de nuestro organismo y favorecerá el trabajo de nuestro hígado y nuestros riñones que, cuando tenemos comidas copiosas y frecuentes, tienen más trabajo para limpiar nuestro organismo.

Ventajas relacionadas