7 cosas que debes saber si te quedas atrapado en tu coche por la nieve

10 Enero, 2018

7 cosas que debes saber si te quedas atrapado en tu coche por la nieve


La climatología en invierno nos juega malas pasadas a veces. Los desplazamientos por carretera, especialmente en las zonas de montaña, pueden convertirse en una pesadilla si la nieve o el hielo nos deja atrapados en el coche. Las autoridades recomiendan que antes de salir nos informemos sobre la evolución de la meteorología y el estado de las carreteras por las que vamos a circular.

Sin embargo, las circunstancias cambian de repente y pueden sorprendernos. Para esos casos, después de avisar a Emergencias, estas son las recomendaciones para afrontar de la mejor manera posible una espera que puede ser prolongada en nuestro coche atrapado por la nieve hasta que recibamos ayuda:

  1. No abandonar el coche. Dentro del coche podremos soportar mejor el frío y ser localizados con mayor facilidad. Únicamente debemos movernos, si es necesario, alrededor del vehículo. Esta medida es especialmente importante para los niños y los ancianos. Si por alguna circunstancia extraordinaria debemos abandonar el coche, antes debemos dejar una prenda de color que facilite la visualización del vehículo.
  2. Motor en marcha y calefacción encendida. Es lo ideal, ya que mejorará nuestra confortabilidad. No obstante, si nos queda poco combustible, nos veremos obligados a gestionar las existencias y parar el motor en ocasiones.
  3. Mantenerse despierto. Hay que evitar que el sueño nos venza si estamos solos. En el caso de estar acompañados, lo mejor es hacer turnos para dormir.
  4. Vidrios sin nieve. Es importante mantener los cristales del coche libres de nieve, especialmente si nos hemos quedado aislados. De este modo, podremos ver lo que sucede a nuestro alrededor. También es interesante mantener libre de nieve el perímetro del coche para evitar que las puertas se queden bloqueadas.
  5. Vigilar la salida de humos. Hemos de revisar que la nieve no cubra el tubo de escape, la salida de humos del coche.
  6. Renovar el aire. Debemos procurar que el aire del interior del coche se renueve con frecuencia. Podemos abrir una puerta o una ventanilla durante unos pocos segundos cada hora para conseguir que entre aire fresco en el vehículo, pero tratando de perder el mínimo de calor.
  7. Mantener calientes pies, manos y cabeza. En la medida de lo posible, debemos tratar de mantener calientes los pies, las manos y la cabeza. Estas son las partes del cuerpo por las que perdemos temperatura.  

Además de estos consejos, es recomendable que cuando viajamos en invierno lo hagamos siempre tomando las siguientes precauciones:

  • Mantener el depósito lo más lleno combustible que sea posible.
  • Contar con ropa de abrigo y una linterna en el maletero.
  • Disponer de agua y algo de comida (galletas o barritas energéticas).
  • Tener el móvil cargado de batería.
  • Llevar cadenas o ruedas preparadas para circular sobre un firme nevado o con hielo.

Ventajas relacionadas