5 Claves para una vuelta al “cole” tranquila.

25 Septiembre, 2018

5 Claves para una vuelta al “cole” tranquila.


Dr. Javier Quintero.
Director de PsiKids.

Después de un merecido descaso y de haber disfrutado de unas magníficas vacaciones, toca volver a la rutina y al trabajo. Esas sensaciones de cierto desasosiego y ese sueño irregular, son normales en todo proceso de adaptación y llevará unos días que cedan.

Ese mismo proceso de adaptación en el que nos encontramos los adultos, también afecta a los más pequeños de la casa, pero con algunos matices adicionales. Sus recursos para adaptarse o sus estrategias de afrontamiento, suelen estar menos depuradas que en los mayores.

Aunque su hijo no vaya a cambiar de colegio, el inicio del nuevo curso siempre conlleva cambios. Va a pasar a otro curso con lo que, aunque puede ser igual, en realidad no va a ser lo mismo. Implica que se hace un poco más mayor y las exigencias serán un poco mayores también. Posiblemente no tenga toda la información del nuevo curso, más bien poca, ¿Quién y cómo serán los nuevos profesores?, ¿tendré compañeros nuevos…?  y lo que si tendrá es mucho ruido sobre lo que implica hacerse un poco más mayor.

Toda adaptación requiere un cierto esfuerzo, una manera de minimizar este esfuerzo puede ser tener en cuenta estas 5 claves:

1) Los horarios.

No tiene sentido esperar al último momento para acomodar los hábitos de sueño y comida a lo que será la rutina del invierno. Poco a poco nos vamos acostando y levantando antes.

2) Comenzar a hablar del colegio.

Del nuevo curso, del reencuentro con los amigos, de las cosas que van a necesitar, probar uniformes del curso anterior… Este tipo de acciones les ayuda a irse situando.

3) Preparar un calendario con ellos en el que vean cuando empiezan las clases.

Pero también debemos incluir en el calendario las vacaciones, las fiestas, las fechas señaladas de la familia, … esto les ayuda a tener una mejor visión del curso y les facilitará la planificación del año.

4) Al menos una de las comidas la debemos hacer en familia, el desayuno suele ser las más sencilla.

Retomemos ese momento para compartir en familia como va a ser el día que tenemos por delante, niños y adultos. Facilitemos ese espacio de comunicación en el que tus hijos te puedan preguntar, expresar sus dudas e incertidumbres. Compartir con ellos sus inquietudes reduce los niveles de ansiedad y facilita el aprendizaje de otras formas de afrontar los retos de la vida de la mano de sus padres.

5) Empezar a ejercitar el cerebro.

Poco a poco y desde el primer día es interesante crear una rutina de trabajo, no hace falta esperar a que les manden deberes, pueden ir repasando o visualizando lo que van a tener que hacer. Vamos poniendo su cerebro en forma.

Cinco ideas sencillas para comenzar el nuevo curso con “el pie derecho” y seguir con un buen paso.

Ventajas relacionadas