14 Junio, 2018

Tatin de tomate, rúcula y queso


Se acercan los días más calurosos del año, se acerca el verano. Y nada mejor para empezarlo que una elaboración sencilla y refrescante como esta tartaleta individual que reinterpreta un clásico de los postres.

La tarta tatin, que se hace a propósito para servirla boca abajo, se prepara al revés en este caso: se hace al revés para servirla derecha. Combinada con la rúcula y el queso fresco, que dan mucho más sabor a esta tarta.

28 Visualizaciones

Ventajas relacionadas