Cinco trucos para conseguir zumos más saludables

10 Abril, 2018

Cinco trucos para conseguir zumos más saludables


Los zumos y batidos están de moda. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo mínimo diario de 400 gramos de fruta y verdura, y los zumos pueden ser la solución perfecta para lograr este objetivo: son fáciles de consumir y cómodos de transportar y, además, son deliciosos. A continuación, te damos cinco consejos para que los zumos que prepares sean aún más saludables:

  1. Aprovecha los productos de temporada: Aplica esta máxima a tu alimentación en general. Los productos de temporada presentan una mayor calidad y tienen más propiedades beneficiosas para la salud. Por tanto, deja el apio y las mandarinas para el invierno, la granada para el otoño y el melocotón y la nectarina para el verano.
  2. Ten cuidado al endulzar: Debes tener en cuenta que la fruta, de por sí, ya lleva una cierta cantidad de azúcar. Por eso, si quieres endulzar un zumo, es recomendable que optes por productos naturales o con un índice glicémico bajo, como la miel o el sirope de arce. Otra opción es añadir plátano al zumo, ya que es una fruta bastante dulce. Y recuerda que siempre puedes aromatizar tus zumos con canela, jengibre o extracto de vainilla.
  3. Puedes enriquecer el zumo con fibra: Esto ayuda a saciar y mejora el tránsito intestinal. Para ello, añade una cucharadita de polvo de cacao puro o de salvado de avena o trigo. También puedes usar uno de los ingredientes que están de moda: las semillas de chía, que aparte de fibra contienen calcio, fósforo y omega 3. Además, confieren una textura gelatinosa al batido.
  4. No tienes que pelar todas las frutas o verduras: Al contrario: muchas tienen propiedades importantes en la piel, y sería una lástima prescindir de ellas. Por ejemplo, intenta consumir con piel pepinos, zanahorias, manzanas, peras, melocotones y albaricoques, siempre bien lavados.
  5. Consume tus zumos y batidos inmediatamente después de elaborarlos.: De lo contrario, perderán muchas de sus propiedades, especialmente las más inestables, como la vitamina C. Si has preparado demasiado zumo, puedes congelarlo o guardarlo en envases pasteurizados, si bien no es la opción más recomendable.

Para terminar, no olvides que los zumos y batidos no deben ser la base de un estilo de vida saludable, sino solo un complemento. Tomar zumos te ayudará a sentirte mejor, sí, pero no te exime de mantener una dieta variada y equilibrada ni de practicar ejercicio físico con regularidad.

Ventajas relacionadas